Eldurheim nació originalmente como una mini-historia en la que quería contar una situación personal, algo por lo que estaba pasando en aquella época y que se solucionó de la forma más inesperada, pero acabó tomando una forma completamente diferente.

Tanto Dögun como Niður empezaron a convertirse en personajes completos con cada nuevo número y la tierra de Myrkurheit iba tomando forma y llenándose de personajes y seres peculiares.

En cuanto al mundo y sus historias en sí, me baso tanto en creaciones propias como en seres de la mitología europea, especialmente la pre-cristiana. De ahí salieron los di sma undar jordi del #3, una especie de duendecillos del folklore sueco, concretamente de la isla de Gotland, aunque la pareja que los tenía son de la tribu de los samis (lapones), al norte del país. Desde luego que no busco la precisión histórica, pero sí explorar todos estos mitos y leyendas que mucha gente no conoce y suelen ser bastante interesantes.

Hace un tiempo autopubliqué una recopilación en formato físico de los cuatro números que hay hasta la fecha de la serie, pero cometí dos cagadas enormes: poner mi antiguo Twitter y mi ya cerrada página de Facebook en la sección de contacto y un detallito de nada… se me olvidó una puta página. Y no una sin importancia y que se podría saltar sin que afectara la historia, no. Me dejé la página más importante del #3, justo la única que no podía faltar. Como os podréis imaginar, nada más darme cuenta de ello, dejé de vender los que me quedaban y acabé con una caja llena de cómics incompletos y desactualizados que me voy a tener que comer uno a uno.

Por ahora no tengo pensado cuántos números haré de Eldurheim, pero sí tengo un fin medio abierto para la historia que tal vez continúe en un futuro lejano. ¡Más lejano todavía que su final, que a saber cuándo será!

Así que espero que disfrutéis leyendo las historias de Dögun y Niður tanto como yo disfruto creándolas. O mejor, que las disfrutéis más porque hacer todo esto uno solo es mucho trabajo. De hecho, cada vez más porque cada nueva entrega está un poco más trabajada que la anterior y eso se nota.